jueves, 10 de diciembre de 2015

Bolívar el Héroe

Hace unos cuantos días fue finalmente subida a Youtube en su totalidad “Bolívar el héroe”, una de las más infames producciones animadas que alguna vez se hayan realizado, y que a falta de más material que un par de videos y unas cuantas imágenes poco le faltó para convertirse en una suerte de “leyenda urbana” dentro de la historia del cine latinoamericano…Una desconcertante rareza capaz de reunir de la manera de más desacertada y fallida una serie de elementos dispares, resultando un completo desastre de principio a fin.
En sí, la idea de presentar una versión animada de la vida de Simón Bolívar dirigida a público infantil no es mala: De hecho, tal vez en otras manos, el resultado final habría resultado en algo bastante más aceptable. Incluso la curiosa elección de una estética influenciada por series anime como Saint Seiya o Dragonball Z podría haber tenido una mejor ejecución…Por lo que se ve, el director de esta película, Guillermo Rincón, no parece haber tenido mucha experiencia previa trabajando en animación (De hecho, su único trabajo previo era un drama llamado “Afterparty” y luego de “Bolívar el héroe” no ha vuelto a trabajar en ningún otro trabajo cinematográfico hasta la fecha) Los diseños realizados por Nixon Aguilera fueron animados de la peor manera posible, con expresiones tan burdas y pobremente realizadas, que a ratos parecen sacadas de uno de los mockbusters de Dingo Pictures o cosas como “Nyan Neko Sugar Girls” (Y también me recordó al libro de “Como Dibujar Manga” de Peter Gray)
.

.


De forma semejante al trabajo de muchos artistas manga amateur, el arte de “Bolívar el héroe” incluye de manera bastante superficial algunos elementos visuales comunes en muchos animes: Pelucas de colores, ojos grandes y brillosos, largos cabellos en punta… (Curiosamente, no se incluyó la clásica “gota de sudor” ni superdeformed para los cuestionables momentos humorísticos) Las exageradas reacciones de todos los personajes, combinada con los efectos visuales “fantasiosos” fuera de lugar y la música repetitiva, le dan al largometraje un carácter de lo más extraño y surreal, al punto de que tal vez no habría demasiada diferencia con un video Youtube Poop.




 En comparación, incluso una película como "Beauty and Warrior” queda casi como una obra maestra. Sin embargo, a pesar de que su paupérrima animación es su cualidad más saltante, lo cierto es que no es el único de los problemas del presente largometraje. Está bien que sea una película infantil, y el cine infantil por lo general trabaja con muchos arquetipos, pero cuando el antagonista de un supuesto drama histórico recibe el nombre “Tiránico” (un nombre que parece más propio de un Decepticon) está claro que la sutileza no es precisamente el mayor fuerte de este filme…Y en gran medida, el guión está casi a la altura de su “gloriosa” animación, en la que los momentos pretendidamente solemnes y “épicos” (¡Ja!) terminan siendo risibles e irónicamente, mucho más divertidos que los horribles intentos de comedia que surgen de tanto en tanto.

La película completa en todo su esplendor:

 ¿Qué más puede decirse de semejante obra? Seguir comentando sus defectos no podría ser más que resaltar lo obvio, y creo que ya una simple mirada a unos cuantos minutos de esta película son más que suficientes para comprender su mala fama. Por lo menos la actuación de voces es más que aceptable (Y hasta es una pena que haya sido desperdiciada en algo como esto) resultando en el único aspecto rescatable de “Bolívar el héroe”. Afortunadamente, otras incursiones animadas realizadas en Colombia como “Pequeñas Voces” y “Gordo, Calvo y Bajito” tuvieron una mucha mejor fortuna mostrando el verdadero potencial que puede alcanzar la animación latinoamericana, siendo esfuerzos bastante más serios y mejor realizados que el presente despropósito.

1 comentario:

Gustavo Metalwolf dijo...

una pelicula que me hace pensar que fue hecha por un adolescente con conocimientos básicos
de flash